Kickstarter es desde hace años la plataforma que además de ideas realmente geniales ofrece todo tipo de ideas extremas. Además de invenciones útiles, tales como abrebotellas autoadhesivos o trenes apaga incendios modificados en los que se cocina pizza napolitana, hay algunos proyectos de relojes.

Y luego está Tikker. Este reloj no hace nada más que… mostrar a su portador el tiempo que le queda de vida. Han leído bien, una cuenta atrás hacia su propia desaparición, convenientemente embalada en un reloj digital.

Sin embargo, la filosofía que hay detrás de ello me parece interesante: Los fabricantes quieren hacernos ver lo precioso que es cada momento de nuestras vidas. “Haz que cada segundo sea valioso” es el lema de Tikker, y por lo tanto ya se ha ganado mi reconocimiento.

Un tema impactante para muchos, pero Tikker lo trata con una facilidad que me parece ejemplar.

tikker2