Los lectores de este blog ya sabrán que soy de la opinión de que los buenos relojes no tienen por qué proceder solo de Suiza. A pesar de que allí existe una concentración en toda regla de fabricantes de relojes de la más alta calidad, ahora también han ganado un sólido terreno los fabricantes de fuera de Europa. Por ejemplo, en los Estados Unidos.

El siguiente artículo presenta los relojeros “completamente americanos”, es decir, aquellos que no solo tienen su sede en los Estados Unidos, sino que también producen allí.

RGM

RGM
RGM Modelo PS 801-E

Para los amantes de los relojes americanos, un término que aquí en mi blog todavía está infrarepresentado: RGM. La empresa fabrica en Pensilvania. El programa es razonable: tres modelos básicos, acompañados de un modelo tourbillon. El calibre 20 está fabricado completamente por la misma RGM. Los precios están entre 2.200 y 100.000 dólares.

Shinola

shinola
Shinola Ford Mustang

Por supuesto, en un artículo sobre marcas de relojes estadounidenses no puede faltar mi Shinola favorito. Si uno puede creerse los rumores en la industria relojera, los relojes de Detroit  gozan ahora de furiosa popularidad. Un comienzo prometedor como un rayo de esperanza en la ciudad de Estados Unidos más azotada por la crisis. Los relojes Shinola cuestan entre 550 y 600 euros.

Keaton Myrick

keaton

Keaton Myrick es un residente de Oregon. Anteriormente también había trabajado en la industria del reloj, por ejemplo para MKII. Después de graduarse de una escuela técnica, trabajó por un tiempo en uno de los centros de servicio de Rolex, antes de empezar a fabricar sus propios relojes. Myrick también hace él mismo cada pequeña parte de sus relojes, hasta los tornillos. Los fabrica solo, por lo que la lista de espera para sus exclusivas piezas de relojería es siempre larga. Los precios están alrededor de 18.000 dólares.

Devon

devon
Devon Tread 1 negro

Ya he presentado el Devon alguna vez aquí en el blog, aunque solo brevemente: Devon representa el más distinguido arte relojero, pero con una inclinación por lo bizarro. El Tread 1 ilustrado en la foto de arriba es un ejemplo: Relojes que se muestran en cintas de correr, ¿qué? Genial, aun así.

Kobold

kobold
Kobold Spirit of America

Suena como una aspiradora alemana, pero sigue siendo el buque insignia de la locura de los relojes de Internet. Las ideas para sus relojes, el diseño – todo ello producto de una intensa colaboración con entusiastas de los relojes en Internet. Kobold también fabrica en Pensilvania. En la actualidad hay más de dos docenas de modelos en oferta. Los precios de un Kobold van desde los 2.150 hasta los 16.500 dólares.

LÜM-TEC

LUM-TEC
LÜM-TEC 300M

A quien le gusten los relojes deportivos estadounidenses, no le pasará desapercibido el Lüm-Tec, aunque solo sea por sus puntos en forma de Ü tan chulos. El eje principal de los relojes es su clara legibilidad en condiciones de iluminación subóptimas. Para ello se utiliza la eficaz luz de Lüm-Tec (Maximum Darkness Visibility), que alumbra aproximadamente tres veces más que Superluminova. Lüm-Tec no fabrica todos los componentes en los EE.UU. con el fin de mantener los precios bajos. Están entre los 435 y los 1295 dólares.

 

Weiss Watch Company

weiss-watch

La Weiss Watch Company es la empresa más joven del mundillo. El propietario, Cameron Weiss, un relojero con certificación del WOSTEP, ha trabajado durante años para los mejores nombres de la industria relojera suiza. Los relojes Weiss se fabrican en Los Ángeles. Los primeros modelos se basan en los relojes de campo de la segunda guerra mundial. Los precios están en unos escasos 800 dólares.